Un ama de casa gana más de 12.000 euros probando juguetes eróticos

por | 6 noviembre, 2016

juguetes eroticos

Compaginar tener dos hijos y un trabajo deja a la mayoría de madres sin aliento, y el caso de Laura Hallan no es diferente.

Pero en este caso, esta ama de casa y blogger de 31 años se queda sin aliento por otros motivos.

Durante, al menos, los últimos tres años ha estado trabajando como testadora de juguetes eróticos, y facturando más de 12.000 euros anules a cambio de puro placer.

Laura, que tiene dos hijos, de cinco y siete años, y cuyo marido –también de 31 años- trabaja en el campo de las IT dice: “Algunas madres que leen esos libros (refiriéndose a 50 Sombras de Grey) piensan que es un poco raro ser mamá, y a su vez experimentar con juguetes eróticos (como consoladores dildos entre otros) y el BDSM, pero yo estoy aquí para decirles que es totalmente normal ser mamá y disfrutar de una vida sexual variada

“Una vez has superado la barrera de los 30 y has tenido hijos, superas ese punto en el cual dejan de importante tonterías como que tu culo parezca demasiado gordo u otras cosas del aspecto físico”.

“Nunca me he sentido tan sexy, segura y feliz como ahora, y mi trabajo desde luego me ayuda a tener una sonrisa siempre en la cara”.

Cada día, un discreto paquete aterriza en su puerta, con todo listo para que ella lo pruebe.

Después publica una reseña en su blog “The Gritty Woman” y otros foros. La pasión de Laura por los juguetes eróticos le ha reportado una amplia base de fans, tanto masculinos como femeninos, de alrededor de todo el mundo, que la siguen por los consejos que les da para poner un poco de picante en sus vidas amorosas.

Laura declara: “En un día normal tengo, al menos, tres orgasmos – pruebo un juguete al medio día, cuando los niños están en el colegio, y después cuando mi marido vuelve a casa, lo volvemos a utilizar juntos.”

“La mayoría de las mujeres de mi edad, casadas y con hijos, estarían muy felices si tuvieran la cantidad de orgasmos que yo tengo al día, al mes o al año.”

“Todo lo que puedo decir es que mi trabajo me hace muy feliz y que incluso ha fortalecido me relación amorosa”.

“Algunas personas se sienten amenazadas por los artículos eróticos – piensan que son para gente a las que les debe faltar algo en su vida sexual– pero yo lo veo justamente al contrario. Para mí, tan solo mejoran el sexo, son como la guinda encima del pastel”

Laura tiene una colección enorme lleno de juguete eróticos en su casa. La mayoría de ellos almacenados en un gran cajón debajo de su cama.

Comenzó a publicar en su blog por su cuenta y, después de tan solo 6 publicaciones, le contactaron para ofrecerle el trabajo como probadora de juguetes eróticos.

Los juguetes eróticos ya no suponen algo que esconder o de lo que avergonzarse. En parte, el fenómeno de 50 Sombras de Grey ha ayudado en mostrar que probar cosas nuevas es bueno para mantener viva la pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *