Las baterías de los coches eléctricos disparan el precio de las piezas de repuesto

por | 7 mayo, 2017

La demanda de vehículos eléctricos se está topando con un problema imprevisto mucho más grave de lo que nadie pensaba. El litio que se utiliza para fabricar las baterías es un material escaso y cada vez más caro de conseguir.

No sólo la industria de telefonía móvil consume gran parte de la producción mundial, sino que el problema radica en que una sola batería de coche necesita la misma cantidad de litio que decenas y decenas de teléfonos móviles.

 Las baterias de los coches electricos disparan el precio de las piezas de repuesto

Además, tenemos que tener en cuenta que necesitamos piezas de repuesto extras. Si fabricamos 1 millón de vehículos, lo normal es que necesitemos miles de baterías extra para posibles averías, o incluso si hay clientes que quieren tener 2 para no esperar a que se cargue y ganar autonomía.

Hace dos semanas Tesla inauguraba su gigafactory en Estados Unidos, una planta especializada en la fabricación de baterías que consumirá el equivalente a la actual producción de litio mundial ella sola. Por lo que se necesita multiplicar la producción de litio de forma brutal, sobre todo teniendo en cuenta que sólo este fabricante planea abrir otra fábrica igual en Europa para conseguir más piezas de repuesto para los coches.

Y bueno, estamos hablando de un sólo fabricante, pero la realidad es que todas las grandes casas de la automoción están desarrollando sus prototipos de coches eléctricos, e incluso otro tipo de transportes como camiones de carga que alivien los problemas de distribución de mercancías a lo largo de todo el mundo.

¿Qué ocurrirá cuando dentro de 10 años la mayoría de vehículos sean eléctricos? ¿Tenemos la capacidad para extraer tanto litio de forma rentable?

El mantenimiento de un vehículo eléctrico es más sencillo que el de un motor de combustión, pero aún así también es necesario tener acceso a piezas de recambio de coche, porque todavía no hemos llegado al punto de fabricar vehículos que no sufran averías cada cierto tiempo. Más aún si tenemos en cuenta de que la batería supone más del 60% del precio de un coche, por lo que tener piezas de repuesto es básico para ahorrar dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *